History
Icon-add-to-playlist Icon-download Icon-drawer-up
Share this ... ×
...
By ...
Embed:
Copy
Vete, alma mía, segura
March 24, 2008 03:03 PM PDT

Himno para la fiestas en torno a Santa Clara de Asís. También puede emplearse en las exequias de una persona creyente y contemplativa.
(Música de Hna. Rosa Mª Riera, clarisa, y letra de Hno. Rufino Grández)

Vete, alma mía, segura
a la morada de Dios,
desata la ataduras
que el tiempo ya se cumplió.
¡Vete, alma mía, segura!

2. A bodas están llamando
ya el esposo se adornó;
vírgenes hacen cortejo
y vienen para esta unión.
¡Vete, alma mía, segura!

3. Traen coronas preciosas,
María de más valor.
La reina ya se ha inclinado
con su abrazo me envolvió.
¡Vete, alma mía, segura!

4. Dios te llamó de la nada
y por amor te creó,
y derramó su hermosura,
te miró y santificó.
¡Vete, alma mía, segura!

5. Como madre con su niño,
mi Dios se me enterneció.
Bendito que me creaste,
oh mi dulce creador.
¡Vete, alma mía, segura!

6. Tu hora, mi Dios, es mía,
dispuesta, mi Dios estoy:
Y eternamente soy tuya
para alabanza y amor.
¡Vete, alma mía, segura!

HIMNARIO LITURGICO
September 08, 2007 07:34 PM PDT
37 Himnos. Escritos y musicalizados con la ilusión de poder servir a la alabanza divina en la Liturgia de las Horas.
Click here to get your own player.

Fidel, autor de la música
September 08, 2007 07:32 PM PDT
itunes pic

Fidel, como Rufino, son dos hermanos capuchinos. Fidel es el compositor, el músico, el que hace posible que nosotros cantemos la inspiración poética del hermano Rufino María.

Jesús glorioso
September 08, 2007 07:16 PM PDT

(Semanas I y II de Pasión)

Jesús glorioso
en cruz clavado,
con grandes ojos
y abiertos brazos
miras al Padre
y al mundo amado,
Jesús eterno,
crucificado.

Jesús radiante,
tu cuerpo blanco
baja al abismo,
lleva a los santos;
y al cielo subes,
resucitado,
tuyos los ángeles
sirven su canto.

La Virgen santa
y el bienamado
a tu derecha
se han cobijado;
el agua y sangre
de tu costado

riegan el cuerpo
sacramentado.

La Magdalena,
la de Santiago,
el centurión
y el siervo sano
son los testigos
del gran milagro:
el universo
santificado.

Desde el madero
con rostro blando
como a Francisco
sigues hablando:
"Mira mi cuerpo
vivo y llagado,
mira mi Iglesia
que está sangrando".

Jesús viviente,
Dios humanado,
con mis estigmas
muerto y alzado,
tú de la Iglesia
el deseado,
seas por siempre
glorificado. Amén.

Llega el Reino de Dios en ese rostro
September 08, 2007 07:11 PM PDT

(Domingo II de Cuaresma, 2)

Llega el Reino de Dios en ese rostro
que es imagen impalpable de la Esencia,
y de la ruta humana fatigosa
el remate feliz, la paz perfecta.

Viene la Parusía cuando brillas
y el más allá se alcanza en tu presencia,
que al tiempo eres origen y principio,
Dios de Dios, Luz de Luz, Alfa y Omega.

(Qué bien aquí, eternamente aquí,
contigo que eres Dios y tienes tienda
que hemos de hacer nosotros para ti,
aquí para gozar tu gloria eterna!

(Oh Luz anunciadora del secreto,
oh Viviente inmortal que te revelas,
oh deseado cuerpo de mi Dios!,
Pedro, Santiago y Juan de ti destellan.

A nadie lo digáis hasta el momento,
dejad que el Hijo como siervo muera,
y aguardad que, ya llega, ya ha estallado
la gloria que desea quien espera.

Jesús transfigurado y verdade¬ro,
saciado de dolor y de belleza,
(te bendecimos, santo, santo, santo,
y te cantamos, Dios de nuestra tierra! Amén.

Aquel hombre que asciende a la montaña
September 08, 2007 07:09 PM PDT

(Domingo II de Cuaresma, 1)

Aquel hombre que asciende a la montaña
a Dios está anhelando con sed viva;
pierde su corazón allá en la fuente
donde el dolor se pierde y pacifica,
y el donde el Padre engendra al Hijo ama¬do
con el Amor que de su pecho espira.

Aquel hombre de rostro penetrante
sobre su sangre y éxodo medita;
una luz desde dentro se abre paso,
la hermosa faz más limpia que el sol brilla,
porque es el bello rostro de Jesús,
cuyos ojos los ángeles ansían.

Es el Hijo en la Nube del Espíritu,

el Amado nacido antes del día;
el Padre lo pronuncia con ternura,
con la voz de sus labios lo acaricia;
los testigos videntes de la Gloria
ebrios de amor lo adoran y se inclinan.

Pasó el fuego encendido en la montaña
y otra vez susurró la suave brisa;
y era él, ya no más transfigurado,
Jesús de Nazaret, el de María;
mas para aquel que vio la faz divina,
sin destellos la faz será la misma.

Jesús de la montaña y de la alianza
presente con gloriosa cercanía,
en el fuego sagrado de la fe
te adoramos, oh luz no consumida;
traspasa tu blancura incandescente
a tu esposa que en ti se glorifica. Amén

Acecha el tentador y se desliza
September 08, 2007 07:06 PM PDT

(Domingo I de Cuaresma, 2)

Acecha el Tentador y se desliza
con la divina voz de la Escritura;
invita dulcemente el mentiroso,
obras del cielo son las que susurra.

"Si eres hijo de Dios, aquí se vea,
llámale al pan y el pan viene en tu ayuda,
¬dile al reino y poder, dile a la fama
que son vasallos de la fama tuya.


Tuya y mía la fuerza por mitades,
en juego de reveses y fortuna;
mas cede al fin y adora, que eres hombre
y mi dominio está en la creatura".

(Oh Dios humano, calle toda lengua,
al verte descender desde la altura,
y bajar por amor de quien buscabas
a ser tentado por la bestia impura!

(Oh Jesús Vencedor, que nos enseñas
el desierto, el combate con la escucha,
libres de engaño de la fiera inmunda!
nútrenos de tu boca y de tu Espíritu,

Te adoramos, postrados y amorosos,
Cristo que llevas nuestra vestidura;
junto a ti, con los ángeles unidos,
cantamos la victoria que perdura. Amén

El hondo corazón, hondo desierto
September 08, 2007 07:04 PM PDT

El hondo corazón, hondo desierto,
te siente transitar, Jesús amable;
has puesto tu morada allí, Señor,
donde tú mismo hallabas a tu Padre.

Asciende de tu pecho el santo ayuno,
gustando de otro pan que Dios reparte;
se escucha dentro, a solas, un coloquio
que vives en secreto invulnerable.

Prolongas tus vigilias luminosas,
mirando la Verdad de las verdades;
y el mundo está empezando en ti, Profeta,
el único que sabes el mensaje.

Los hombres, tus hermanos, te rodean,
pecadores, mas sangre de tu sangre;
por nosotros suplicas, Primogénito,
y por nosotros entras en combate.

¡Porque eres Vencedor, a ti la gloria,
oh Valiente en la guerra que deshaces;
porque eres Vencedor, hoy con los ángeles,
te servimos, Humano y Adorable! Amén

Misterio de carne nuestra,
September 08, 2007 07:00 PM PDT

Misterio de carne nuestra,
¡misterio!,
palabras de Aquel que sabe
más allá de las palabras,
palabras juntadas todas
en la Palabra encarnada,
¡Palabra!

Está gimiendo en el heno,
¡gimiendo!,
el amoroso Dios nuestro,
que si por fuerza sufriera,
dejara de ser quien es,
Señor de cielos y tierra,
¡Dios nuestros!

Ternura toda del cielo,
¡ternura!,
caricia de amor divino,
ternura de piel humana:
por siempre dios el esposo
de una esposa perdonada,
¡por siempre!

Llegaos, hombres errantes,
¡llegaos!:
un Niño mendigo y rico
trae el abrazo de paz;
al odio le ha dado muerte
con armas de caridad,
¡un Niño!

Francisco lo está adorando,
¡Francisco!;
en Greccio exulta de amor
por el nombre de Jesús,
porque si Dios ha nacido
es segura la salud,
¡en Greccio!

Bendito el Hijo de Dios,
¡bendito!
¡Oh gloria eterna del Padre,
oh regalo del Espíritu,
Jesús de santa María,
gozo del orbe y los siglos!
¡bendito!
Amén.

El Verbo santo es mecido
September 08, 2007 03:34 PM PDT

El Verbo Santo es mecido
en los brazos de una Virgen;
el Creador se hace niño
y al par de nosotros gime.
Oh Salvador encarnado,
que entre los hombres pervives,
quiero adorarte en los hombres
y entre los hombres servirte.

El Verbo Santo ha callado
con mis risas y gemidos
Dios sin saber de nuestros crímenes,
y el corazón de la madre
su amor en silencio dice.
Oh Dios misericordioso,
defensor de los humildes,
enséñanos tu silencio
y tu espera incomprensible.

El Verbo Santo ha llegado
a librar nuestros confines,
y en encerrado en una cuna
el Verbo de Dios es libre.
Oh, rompe las ataduras
de los engaños sutiles;
danos la paz que prometes
tú que la hiciste posible.

Gentes de nuestros dolores
y de sangrientos países,
a Dios venido a la tierra
salgamos a recibirle.
Te cantamos, Santo hermano,
a Ti con rostros felices:
¡Gloria en el seno del Padre
y en los brazos de la Virgen! Amén.

Next Page